Joao Félix, tras los pasos del Kun

Los comienzos nunca fueron fáciles, o eso dicen. Eso mismo debe de pensar Joao Félix sobre su primera temporada en el Atlético de Madrid. Tras recalar en el conjunto madrileño el pasado verano, el portugués vive aun su particular adaptación a la ciudad, al club, al sistema de juego y sobre todo a la responsabilidad de ser el fichaje más caro de la historia de la entidad. Nadie duda de las aptitudes, ni de la calidad del mediapunta, cuya situación recuerda, por muchos aspectos, a la vivida con el Kun Agüero en la temporada 2006-07, al que ya iguala en números.

El encargado de la adaptación del argentino fue Javier Aguirre, quien le fue dando cabida poco a poco en el once, pero con el que acabó siendo titular indiscutible. En su primera campaña disputó 42 encuentros, registrando 9 participaciones de gol (7 tantos y 2 asistencias), datos que el genio portugués, pese a su lesión y haber disputado 14 partidos menos, ya ha equiparado con 6 anotaciones y 3 servicios de gol. Esta similitud entre ambos da esperanzas viendo la progresión que tuvo posteriormente Agüero, pero no todo queda ahí, sino que comparten más analogías.

El de Buenos Aires fichó por el Atlético en el mercado de 2006, procedente de Independiente de Avellaneda, convirtiéndose en el mayor desembolso de los colchoneros hasta aquella fecha (21,7 millones de Euros). Al igual que él, Joao también tiene que lidiar con esa condición, a la que se le suma la de cuarto fichaje más caro de la historia del fútbol (127 millones de Euros).

Esas voluminosas inversiones fueron provocadas por las deslumbrantes estadísticas en sus respectivos clubes de origen. Los dos diamantes asombraron al panorama futbolístico en sus primeras 50 participaciones a nivel profesional, con su talentoso trato del esférico y facilidad para generar ocasiones de ataque. ‘O Menino’ brilló con luz propia en el Benfica sumando 20 goles y 11 asistencias, mientras que el Kun registró 23 tantos y 6 pases de gol en los diablos rojos.

Estadísticas aún más remarcables teniendo en cuenta que acababan de cumplir recientemente la mayoría de edad y que no pasaron desapercibidas. Los dos han sido galardonados con el Golden Boy al mejor futbolista menor de 21 años, vistiendo ya la elástica rojiblanca, en 2007 y 2019.

Por último, ambos dieron el salto al conjunto rojiblanco antes de cumplir la veintena y con la responsabilidad de, en un futuro próximo, ser el buque insignia del club. Agüero fue la apuesta de los dirigentes para ser sucesor de Fernando Torres, mientras que el portugués ha sido nombrado heredero de Antoine Griezmann, cargo que conlleva unas grandes responsabilidades y exigencias.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*