El Atlético necesita recuperar el muro sobre la meta de Oblak

El Atlético ha visto como su fortaleza sobre la meta de Jan Oblak se ha debilitado en las últimas semanas. El equipo rojiblanco ha encajado en los tres últimos partidos de Liga, cuatro goles en contra que le han costado dos empates fuera de casa cuando había conseguido hacer lo que más le estaba constando al conjunto colchonero durante esta temporada: ver puerta.

El Atlético se situó 0-1 y 1-2 en Mestalla contra el Valencia, pero el balón parado le costó dos puntos con los goles de Gabriel y Kondogbia (2-2). En la visita del Villarreal al Metropolitano, Alcácer adelantó al submarino amarillo con un gran disparo desde fuera del área, pero el Atlético fue capaz de remontar gracias a los goles de Correa, Koke y João Félix. Por último el Espanyol, colista de la competición, marcó a través de un centro que Savic introdujo sobre su portería, tanto que igualó Saúl en la segunda mitad.

No es habitual ver al meta esloveno recibir gol durante varios partidos consecutivos. Desde su ascenso a la titularidad en el año 2015, Oblak se ha convertido en un muro casi insalvable. En los 179 partidos de Liga que ha jugado, ha encajado 113 goles (0,63 por encuentro) y se ha quedado imbatido en 99 ocasiones. Entre todas las competiciones sus cifras como atlético son de 243 partidos jugados, 164 goles encajados (0,67 por partido) y 133 porterías a cero. Pero durante esta temporada, donde el equipo ha sufrido muchas bajas atrás (Juanfran, Godín, Lucas, Filipe), ya había sufrido una racha de siete partidos seguidos recibiendo gol (Alavés, Sevilla, Bayer Leverkusen, Espanyol, Granada, Juventus y Barcelona).

Eso sí, entre medias de la situación actual, el Liverpool visitó el Wanda Metropolitano como uno de los equipos con un ataque más temible del mundo y se marchó sin rematar a portería en todo el partido, con ventaja rojiblanca de 1-0 para la vuelta. Y la mejor manera para recuperar la solvencia atrás antes de visitar Anfield pasa por no encajar contra el Sevilla, un rival directo por la Champions. Una victoria visitante sería un golpe muy duro en la pelea por los puestos que dan acceso a la máxima competición europea de la próxima temporada. El equipo andaluz aventaja en dos puntos al Atlético y los de Simeone sólo piensan en la victoria que supone sobrepasar en la tabla al Sevilla y ganarle el golaverage tras el empate de la ida.

Dejar la puerta a cero sería la primera señal de que algo se ha hecho bien en el partido, además de conllevar el partido número 100 de Oblak sin encajar en la competición. El meta ha visto como la posibilidad de pelear el Zamora, premio al portero con mejor coeficiente de goles encajados en Liga, y que se ha llevado en las últimas cuatro temporadas, se le ha complicado este curso. El esloveno lleva 19 goles recibidos en 26 partidos (0,73 por partido), mientras Thibaut Courtois ha encajado 14 en 23 encuentros en el Real Madrid (0,6). El belga ya se hizo dos veces con el premio durante su etapa en el Atlético. Una misión difícil para el meta rojiblanco, pero no imposible, si Oblak vuelve a sumar partidos y partidos con portería a cero.

AS

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*