Salisu, en el radar del Atlético

unque el presente obligue a no desviar la atención en otro objetivo que no sea lograr una de las plazas que dan el billete para jugar la próxima edición de la Champions y consecuentemente mantener los ingresos que posibilitan el límite salarial en el que se mueve la entidad, lo cierto es que la maquinaria en el Atlético no se detiene en lo que a la planificación del siguiente ejercicio se refiere. De ahí que el radar de la Dirección Deportiva ya esté en acción en busca de piezas con las que reforzar una plantilla que nadie quiere imaginarse luchando en otros frentes que no sean la máxima competición continental. Por lo pronto, hay un nombre al que se le sigue la pista muy de cerca: Mohammed Salisu.

El central del Valladolid, una de las grandes revelaciones de La Liga, aparece en los informes rojiblancos trazado con grueso gordo. Pese a que su bagaje como profesional se reduce a apenas seis meses, el tremendo potencial que se le intuye y que le ha hecho convertirse en el auténtico pilar de la zaga blanquivioleta cuando los planes previstos le tenían reservada una plaza en el filial empuja a estudiar seriamente su fichaje. No estaría exento de riesgo por su falta de experiencia y por el salto que constituiría incorporarse a un grande como el Atlético, pero se entiende como una oportunidad de mercado que no se puede dejar pasar, del mismo modo que sucedió con Joao Félix después de una única temporada como profesional. Sobre todo, porque al igual que en el caso del portugués, el africano ya ha despertado el interés de varios peces gordos del continente.Los 12 millones que figuran en su cláusula de rescisión se antojan una ganga en vista de las prestaciones ofrecidas por un Salisu que sin ir más lejos se presentó como una roca inexpugnable en la visita del Atlético a Zorrilla. Desde entonces quedó apuntada su matrícula, si bien no sería la única ocasión en que se luciría ante uno de los grandes, pues ante Real Madrid y Barcelona tampoco se arrugaría y mantendría el tipo.Un deseo mutuoConfirmado como una realidad del campeonato y en los planes de la selección de Ghana, llega el momento de dar un paso que en la entidad rojiblanca se plantean seriamente. De hecho, su interés habría resultado fundamental para que en el pasado mercado invernal el central desoyera los cantos de sirena desde Valencia y Getafe, que pensaban en pagar su libertad para suplir sus respectivas bajas de Garay o Cabrera.Lo cierto es que el club del Metropolitano parte como el mejor colocado por hacerse con sus servicios, algo que no le asegura su contratación, ni mucho menos, pues fuera de España, especialmente en la Premier, también han comenzado a mover los hilos para seducir al africano, que, eso sí, ve con muy buenos ojos la opción de jugar de rojiblanco.

MARCA

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*