Correa vuelve a empezar

Correa volvió ayer a la convocatoria del Atlético. El delantero argentino no salió finalmente en los últimos días de mercado. El Milán no satisfizo las exigencias del club rojiblanco y no pudo darse la operación a varias bandas que debía terminar con Rodrigo en el Atlético. Simeone fue claro en la última comparecencia previa antes de que su equipo viajara a San Sebastián. “Con Correa no ha cambiado nada”, afirmó cuando fue preguntado sobre el delantero, explicando que le seguía observando como “un jugador importante”. El Cholo apuntó un detalle al que puede agarrarse un Correa que solicitó al Atlético marcharse en el mercado de verano, porque observaba que su papel no solamente no iba a mejorar sino que la presencia de una inversión tan importante como la de João Félix le podía dejar sin opciones. Simeone explicó que su intención es utilizarle esta campaña “donde está más cómo, que es arriba”.

Ese detalle pocas veces se ha tenido en cuenta desde que Correa debutara con el Atlético allá por 2015. Llegó como segundo delantero, brillando cerca de la portería rival y en Madrid tuvo que aprender a rendir en otras posiciones para tener espacio y a convertirse en un agitador de partidos saliendo desde el banquillo. Cuando el Atlético necesitaba mordiente en partidos planos, allí era donde más útil se rebeló un Correa siempre presente, pero sin la continuidad que esperaba ya a estas alturas de su carrera.

Desde enero pasado vio caer sus minutos considerablemente en el Atlético. La llegada de Morata y la apuesta, en la recta final de la temporada, por el cuatrivote le cerraron la puerta. Se quedó fuera de la Copa América y, pese a la marcha de Griezmann, no parecía que se fuera a apostar por él para ocupar ese sitio. Así, pidió salir, pero no hubo acuerdo. Desde el club se insistía en que el jugador tenía un gran mercado y muchos clubes preguntaban por él, pero el destino que al argentino le seducía no pudo darse porque no cuadraba las cuentas. Así, continúa. En todo este tiempo Correa se ha caracterizado por ser un fanático más de Simeone.

Obedeciendo a pies juntillas, sacrificándose, creyendo y no hay por qué dudar de que vuelva a ser así. Se observó en la pretemporada, donde se mostró enérgico a pesar de que esperaba su billete solamente de ida. Ahora Vitolo, Lemar y, por su puesto, João Félix aparecen por delante. La temporada pasada ya les ganó la partida a los dos primeros durante amplia parte de la temporada. Si, además, sus opciones pasan por la segunda punta, como explica Simeone, podría ser un arma valiosísima. Igual que lo fue en el pasado.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*