Nos vamos al parón de 15 días disfrutando del liderazgo.

A principios de septiembre no podemos pensar en un liderazgo afianzado, pero no cabe duda de que la situación es, al menos, prometedora y lo es tanto por lo propio como por lo ajeno. El Barca sin Messi es otro Barca, tremendamente inferior, y el Madrid en recomposición-reestructuración-revolución no está carburando.

Pero vayamos a lo nuestro. Tal vez lo más preocupante sea la aclimatación de la nueva defensa. Perder a Godín, además de ser un error en lo humano, en lo sentimental, supone la necesidad de que emerja un nuevo líder que de cohesión al eje defensivo. Godín posiblemente ya no es el que era y los años le pesan, pero creo que aún le quedaba suficiente combustible para liderar una transición menos traumática y, por supuesto, le quedaban galones. Ayer Giménez y Hermoso nos dejaron fríos y dieron la sensación de no estar cómodos. Hasta el momento Savic había parecido el más centrado, el más asentado. Tendremos que ver a Felipe para hacernos una idea de lo que tenemos por delante. Los laterales por el momento están siendo la noticia más agradable, parece que Trippier y Lodi vienen a ser lo que necesitábamos; el brasileño es muy joven y tendrá que apretar los dientes en defensa, mientras tanto Saúl se encargará de taparle las vergüenzas por ese lado. El inglés tiene jerarquía y clase, parece una apuesta segura.

Llevamos muchas temporadas basando nuestro juego en la fortaleza defensiva y por eso creo que será determinante el acople de esta línea. Por delante las cosas apenas han cambiado, pero el cambio de Llorente por Rodrigo es una verdadera incógnita.  Menos balón y menos posesión parece aportar el nuevo fichaje y más rigor defensivo. Ante la conformación de una nueva defensa no parece que una ayuda desde el centro del campo sea mala opción.

Pero en mi opinión hace falta más. Más balón y más imaginación. No me parece que un trivote Saúl-Koke- Llorente sea la mejor opción para recibir al Eibar. Si, encima, vas perdiendo 0-2 en apenas 20 minutos, las justificaciones se autodestruyen. El Míster sabrá, pero parece que este año, por el momento, ha sido el talento de algunos como Vitolo lo que nos ha puesto a la cabeza de la Liga.

Hoy se cierra el plazo para realizar fichajes y parece que nos vamos a quedar como estamos. Bueno, a mi no me disgusta en absoluto la plantilla, otra cosa es como se vaya a usar. No pienso caer en la tentación de juzgar si es la mejor que hemos tenido, la segunda o la tercera. El año pasado surgieron esos comentarios tras anunciar Griezmann su permanencia y en marzo habíamos dicho adiós a la Liga y la Champions. Sólo espero que Joao Félix no sea condenado en una banda porque el Cholo decida jugar con la dupla Morata-Costa. Ese chaval es magia pura.

Ahora mismo tenemos 7 defensas, 4 medios centro, 3 interiores (considerando que Herrera lo sea) y 4 delanteros (uno de ellos es Saponjic) que serían 5 si Correa se queda y dando por hecha la salida de Kalinic a la Roma. Tal vez Riquelme y Camello deberían formar parte “de facto” de la primera plantilla.

Disfrutemos el momento, que vamos los primeros.

Rafa Cantero

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*