No hubo ayudas externas para pagar el fichaje de Joao Félix

El Atlético de Madrid se hizo con una de las joyas del mercado en la figura de Joao Félix. El jugador que pretendía media Europa y los equipos más potentes en lo económico del panorama continental. El Manchester Cit y pujó fuerte, pero el Atlético aguantó la puja y ganó.

Pero no fue el único, Juventus, Real Madrid, PSG… todos hicieron tímidos o decididos intentos por hacerse con el luso, pero fue el cuadro colchonero el que se llevó el gato al agua para firmar a un jugador que costará 127 millones de euros. Es el más caro de la historia del club colchonero, y el quinto más caro de toda la historia.

Una operación que parecía imposible para un club como el Atlético, que hasta ahora, sólo había hecho una operación en su historia por encima de los 65 millones de euros, la de Lemar, que se marchó a los 70. Todo lo demás, por debajo. Hablamos ahora de casi el doble.

Se ha especulado con que cuando las dudas del Benfica arreciaron sobre la capacidad financiera para asumir la operación, una figura clave emergió según informó la Cadena Cope. La del multimillonario israelí Idan Ofer, uno de los accionistas del Atlético de Madrid.

Una circunstancia que fuentes conocedora de la negociación han desmentido a este diario. “El verdadero músculo financiero es el propio equipo”, han explicado a MD, para incidir en que no es posible legalmente que un accionista del club desembolse su dinero para hacer pago a un fichaje o respaldar una operación.

Recordemos que el Atlético cuenta con 400 millones de presupuesto en el último ejercicio y que en este mercado de fichajes ha ingresado o va a hacerlo 120 millones por Griezmann, 70 por Rodrigo y otros 80 por Lucas Hernández, amén de los 30 por Gelson Martins, con independencia de los gastos que se han hecho es un dineral como para no depender de nadie.

Es decir, que el Atlético tenía potencia monetaria suficiente para acometer la operación sin necesidad de ayuda externa y menos cuando no se permite en el sentido que se ha venido deslizando. LaLiga, a través de su control de gastos, no permite que uno de los accionistas del club, un particular al fin y al cabo, abone dinero alguno en las operaciones. Son los clubs como entidades jurídicas las que tienen que justificar sus gastos.

Además, hablamos de una operación relativamente sencilla, porque tal y como comunicó el cuadro lisboeta a la Bolsa de Portugal, el equipo colchonero abonará ahora 30 millones de euros, y el resto -96- en partes hasta completar los 127 millones de euros. Pero esos otros pagos se irán produciendo en el futuro. Es decir, que no sería lógico pensar en que se necesita al multimillonario israelí para hacer frente a un pago de sólo 30 millones de euros.

Del total de la operación, 120 correspondían a la cláusula de rescisión, seis por los gastos generados en la dilación de los pagos y uno para hacer frente a la cantidad para los clubs de formación del jugador, que obliga la FIFA.

Para entender el “músculo económico” del Atlético baste decir, que la consultora KPMG dio a conocer su tradicional estudio sobre el valor de los clubs en el mundo del fútbol. El informe, que se llama The European Elite 2019, analiza de manera pormenoriza la situación de un total de 32 clubes europeos, los más grandes.El Atlético de Madrid es 13º en la clasificación de la consultora, que le otorga un valor de 1.004 millones de euros en total, por detrás de la Juventus a la que le concede el 12º lugar con un valor de 1.548 millones.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*