Por qué los casos de Vitolo y Rodrigo no son iguales al de Griezmann

El club colchonero citó al jugador francés para comparecer este domingo 7 de julio domingo para iniciar la pretemporada con el conjunto rojiblanco. Una circunstancia que ha hecho que muchos de los aficionados del Barça pero también de otros equipos, hayan reaccionado virulentamente en las redes sociales por dos casos del pasado reciente del Atlético, los de Vitolo y Rodrigo.

Muchos quieren equiparar el comportamiento del Atlético en esos dos fichajes con el que ha tenido el FC Barcelona, pero no lo son ni de lejos. En el primero de los casos, el de Vitolo, los aficionados sevillistas recuerdan que el canario había renovado con el equipo andaluz cuando el club rojiblanco se metió por medio. La realidad es que el nombre del jugador ya sonaba semanas antes porque había interés colchonero y así lo sabían ya en el Sevilla. El equipo andaluz quiso tomar la delantera y anunció su ampliación, a espaldas del jugador canario, porque tenía un principio de acuerdo verbal con la agencia de representación del jugador.

No había ningún documento firmado. Al ver en el anuncio de Pepe Castro una medida de presión, el propio jugador se personó en el Sánchez Pizjuán para reprocharle al responsable del Sevilla su movimiento, puesto que un principio de acuerdo sin que el propio protagonista hubiese dado el visto bueno no podía considerarse ni de lejos una decisión final de renovar.

La prueba de que el jugador no se había comprometido ni de lejos y que el Sevilla se pasó de frenada, se demuestra en el hecho de que cuando el equipo andaluz denunció al jugador, al Atlético y a Las Palmas, el tribunal no sólo no le dio la razón, sino que encima fue condenado a pagar al equipo isleño 4,1 millones de euros que le correspondían por los derechos de venta del propio jugador que iba a estar medio año en Gran Canaria cedido, hasta que se cumpliese la sanción FIFA que pesaba sobre el Atlético.

Además, en este caso, el Atlético pagó la cláusula íntegra del futbolista canario al Sevilla.

EL CASO RODRIGO

En el segundo de los casos, por más que existiese malestar del VIllarreal por perder a una de sus joyas, la realidad es que el jugador no decidió su salida hasta el final de la temporada, ya con varias propuestas sobre la mesa.

Por la forma de hacer de su agente, Pablo Barquero, el futbolista no tuvo noticia de las propuestas que tenía (como ha sucedido este curso con el asunto del Manchester City) hasta que el equipo castellonense no había completado todos los objetivos a los que podía optar. Fue entonces cuando el madrileño decidió fichar por el Atlético. No se tocó al jugador cuando el equipo se jugaba los objetivos de la temporada, como el club colchonero denuncia que ha sucedido en el caso de Griezmann, que desde el mes de marzo, según esta versión, habría estado en contacto con el FC Barcelona.

Además, el Atlético respetó la decisión del jugador de renovar para que el Villarreal acabase recibiendo una cláusula más cuantiosa a la que se habría quedado, caso de no haber ampliado con el equipo castellonense.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*