Bendito dilema para Simeone

Simeone quedó tan contento con la actuaciónde los suyos ante el United, pese al empate, que repitió once contra el Celta. Un mensaje para todos, titulares y reservas. La meritocracia sirve y el camino es de los últimos encuentros. Y han cogido fuerza futbolistas que no habían tenido mucho protagonismo, como Lodi, Herrera, Vrsaljko… Ahora se le abren al Cholo varias incógnitas en el equipo de gala, entre titularísimos que tendrán que remar para recuperar su puesto y otros que se han ganado el sitio.

Algunos futbolistas cotizan a la baja, como Luis Suárez, De Paul y Hermoso, que han perdido su sitio cuando parecían fijos. Y luego hay otros titulares habituales, tres en concreto, que se han ido cayendo por razones ajenas al rendimiento en el campo. Koke está lesionado, Griezmann acaba de volver tras mes y medio fuera y Lemar viene de superar el coronavirus. Tres dilemas que deberá afrontar el Cholo, con Old Trafford como la cita marcada en rojo.

Correa y João Félix, al alza; Suárez, en duda

Griezmann, Koke y Lemar son de la confianza absoluta de Simeone, sobre todo los dos primeros. El capitán es indiscutible y cuando está disponible, juega. Solo en dos partidos ha iniciado en el banquillo: Majadahonda y Villarreal, justo después de pasar el coronavirus. El francés cedido por el Barça, hasta esta lesión, también era un titular casi fijo: empezó en 15 partidos de 19. Pero ahora ganan peso alternativas en el centro del campo y el ataque.

En la delantera, Correa y João Félix no se lo van a poner nada fácil a Griezmann. El argentino es el mejor goleador del equipo (12) y da soluciones y mucho trabajo; y el portugués viene de una racha más que notable, con tantos a Osasuna y Manchester United y unas cuantas muestras de su talento. Los tres a la vez tienen difícil encaje (enviando a Correa a la derecha, por ejemplo), aunque dos parece que sí, ya que Suárez no es indiscutible. Simeone tendrá que darle vueltas y Griezmann, dar argumentos.

La reivindicación de Herrera y Kondogbia

En el centro del campo, Koke ha sido siempre fijo. No está tan fino como la temporada pasada, pero no se ha resentido en la confianza del entrenador. La lesión muscular con la que regresó de Pamplona ha llevado a Simeone a juntar en el medio a Herrera, Kondogbia y Llorente. El mexicano en el centro, dirigiendo; y los tres mordiendo al rival. El ex del Valencia, además, firmando dos asistencias contra el Celta. Y el madrileño, atacando hasta la línea de fondo, como en sus mejores momentos del curso pasado. Uno debe salir si Koke recupera su sitio. Ahora está tocado Kondogbia, pero también el capitán. Cuando estén ambos, el Cholo decidirá.

Tampoco Lemar tendrá fácil hacerse con un sitio en el equipo. La competencia en el medio se eleva y Kondogbia, interior izquierdo en los dos últimos encuentros, ha sacado los exámenes con nota. Y para el carril izquierdo, en ausencia de Carrasco ha aparecido con fuerza Lodi, a quien Simeone como una buena opción porque ahí está más liberado del trabajo defensivo. El límite entre los titulares y la unidad B está cada vez menos clara porque los teóricos suplentes crecen, pero es lo que el entrenador persigue, una gran competencia interna.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion