El Atleti se comporta como un equipo pequeño

El Atlético de Madrid tenía, ahora, una oportunidad de oro de demostrar que ese crecimiento de la entidad que venía vendiendo era real. En lugar de eso, se comporta como un Club pequeño, incapaz de manejar la primera situación difícil en diez años.

En el plano deportivo ha sido incapaz de reforzar una plantilla a la que se le están viendo bastantes carencias, tanto físicas como mentales. En lugar de eso ha vendido a uno de sus titulares por un cantidad que suena cómica y que proyecta una imagen de circo y necesidad. En el plano institucional, el mensaje es inexistente. Ningún personaje de la zona noble de la entidad ha salido a respaldar públicamente al entrenador que lo sacó del barro y lo llevó a la gloria, ni a mandar un mensaje de confianza en el proyecto.

La afición empieza a gestionar esto desde el guerracivilismo y algunos sectores se están posicionando del lado de jugadores que, a día de hoy, no tienen ningún arraigo con la entidad, mientras que las leyendas y hombres “de la casa” son vejados hasta la saciedad. Que estamos ante el primer bache serio desde hace más de diez años, es un hecho. Que no hay un único culpable, también. Más de uno debería reflexionar qué Atlético de Madrid quiere en el futuro. En el césped, en la grada y en los despachos.

Marcos Martín
@Marcos7ATM

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*