El Atlético de Madrid un equipo completamente desquiciado

El Atlético de Madrid es ahora mismo un equipo completamente desquiciado. Y lo es a nivel integral, que es lo peor. Más allá de que algunos jugadores estén para el arrastre, el problema es orgánico más que de nombres. El drama, para mí, se basa en 3 pilares:

1/ Planificación deportiva lamentable. Haciendo equilibrios contables (siempre al límite), el club, otra vez, apostó por dejar desequilibrios en la plantila, confiando en la flor de Simeone para suplir las carencias. En lugar de cubrir huecos, fichó jugadores que ya tenía.

2/ El nivel de lesiones y de jugadores de baja es insoportable para un equipo cogido con pinzas y con carencias evidentes. No sé si el problema está en la preparación física, en la recuperación o en los servicios médicos. Lo que no creo es que sea simple mala suerte.

3/ La magia de Simeone no funciona este año y el equipo ha dejado de creer. Lo ha probado todo y no le ha salido nada. La falta de confianza solo es comparable al exceso de miedo. La dinámica es tan atroz que, al revés de lo que pasaba antes, todos parecen peores de lo que son.

Y a esto se le han ido sumando más cosas: falta de personalidad en los jugadores no lesionados, relajación en el hambre tras el título de Liga, presión excesiva del entorno, hostilidad arbitral, pérdida de identidad y cierto estancamiento táctico.

Llegados a este punto veo complicada la solución, aunque tengo claro que esta no va a ser rápida, ni cómoda, ni fácil. Dudo que la veamos en esta segunda vuelta, de hecho. Creo que todos somos conscientes de que el reto es ahora mismo entrar en Champions, y no será fácil.

Simeone ha tenido seguramente más errores este año que todos los anteriores juntos. No está siendo una buena temporada para él que, más allá de los inconvenientes, tampoco ha estado fino. Aun así, personalmente no me cuestionaría son continuidad ahora mismo. Sería un error.

De aquí solamente se sale enganchando resultados positivos. Como sea. A partir de ahí, sin esa mochila en la cabeza, en frío, será el momento de plantearse otras cosas como el futuro. Será duro, pero el que no esté dispuesto a caminar descalzo es mejor que se baje ahora.

Y para terminar, ¿confío en que este equipo va a salir a flote? Sí, claro. No lo concibo de otra forma. Creo que ser del Atleti es decir: “hemos perdido” en lugar de: “han perdido”. Se está o no se está. Siempre. Sin matices. Es sencillo. No hay otra.

Ennio Sotanáz

1 comentario

  1. Para mi ,también falta un líder ke de un grito y todos vayan al unísono y pedir ke no seamos tan perjudicados por los de siempre,pedir a los de la zona noble ke fichen poquito y bueno .

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*