Camello: “Lo mejor para mí es competir en Segunda y crecer para volver al Atlético”

Asus 20 años, Sergio Camello (Madrid, 2001) vive su primera experiencia fuera de su zona de confort. La apuesta por el Mirandés el pasado verano no puede ir mejor y consciente de que le siguen muy de cerca los técnicos del Atlético, está disfrutando del fútbol en Anduva. Sus goles son celebrados en Miranda, en el club rojiblanco y en la Selección, donde se ha estrenando en una lista de la sub 21. En uno de los mejores momentos de su carrera, Sergio se sienta con MARCA para hablar de todo un poco.

¿Se esperaba la llamada de la Selección?
Fue curioso porque me quedé tirando penaltis con mis compañeros en Miranda y cuando volví al vestuario me dijeron que estaba seleccionado. Mi primera reacción fue decir que esas bromas no hacían gracia, pero me confirmaron que era cierto y me quedé en shock. Pensé en todo lo trabajado y en el año pasado realizado con el Atlético, que no fue del todo bueno. Fue una alegría muy grande.
Salió del Atlético para tener minutos, ¿pero pensaba en la Selección?
Necesitaba minutos. La selección ni se me pasaba por la cabeza, pero cuando uno tiene minutos y confianza, salen las cosas. Se ven los resultados, el trabajo paga. Es un premio a ese trabajo.
¿Cómo está siendo su carrera desde el famoso debut?
Ha sido bonito. Debutar con 18 años en el Ciutat de Valencia marcando el gol del empate hace que al final la gente espere mucho de ti, vas a tener muchos ojos mirándote. Pero en lugar de convertirlo en presión lo convierto en motivación y ahora estoy en uno de mis mejores momentos. Lo estoy aprovechando al máximo.
¿Fue un verano intenso?
Te juntas con tu gente, valoras todas las opciones. Teníamos bastantes opciones de Primeras de Austria o Portugal, pero al final lo mejor para mí es competir en la Segunda, que es una categoría muy buena y en la que puedo crecer para volver al Atlético.
En Miranda las cosas no le pueden ir mejor.
Llegué sabiendo que iba a ser importante porque el equipo necesitaba un delantero pero no sabía que iba a meter cinco goles. Lo hubiera firmado sin pensarlo.
¿Cómo está siendo su primera experiencia fuera de casa tras toda una vida en el Atlético?
Me he sorprendido a mí mismo, me he adaptado bastante rápido a la categoría y a la ciudad. También a los recursos que tenemos, que obviamente no son los mismos que en el Atlético, y a mis compañeros.
¿Cambia mucho pasar de vivir el día en el Atlético a hacerlo en el Mirandés?
Obviamente se nota, pero entraba en mis planes. Sabía que todo lo que fuese salir del Atlético, que en el filial vivimos en una burbuja, iba a ser complicado. Pero me he adaptado rápido, he cogido mucho cariño a la ciudad y a la gente. Con lo poco que tenemos estamos haciendo un muy buen año.
¿Es bueno salir cedido para un jugador joven formado en una gran cantera?
Sí, al final sabes que te están mirando 200.000 ojos y tienes esa pequeña presión, pero ya te digo que lo convierto en una motivación. Quiero demostrar a todos los que me miran que tengo nivel para jugar.
Ha caído de pie en el Mirandés
Parece que me estaban esperando. Empezar con el doblete y ganar a un rival tan fuerte como Las Palmas… Parecía que me tenían hecho el hueco. Pero los compañeros de mi posición tienen mucho nivel y te tienes que exigir al máximo. Si fallas un poco hay otro apretando que puede dar el mismo nivel o más que tú.
¿En qué está mejorando?
Estoy madurando mucho. Desde mi punto de vista siempre he sido fuerte mentalmente pero cuando no me entraban los goles me entraba más presión. Ahora lo estoy supliendo con trabajo, dando asistencias… y suele terminar recompensando con goles en el siguiente fin de semana.
Se echaba de menos a jugadores vinculados al Atlético en la sub 21.
Es un orgullo representar de alguna manera al Atlético después de tantos años sin venir a la sub 21. Quizá el último que se asentó fue Saúl, pero también tengo el honor de compartirlo con un compañero y amigo como Manu Sánchez.
Hay mucha competencia en la delantera.
Eso habla bien de que ahora en el fútbol español están viniendo delanteros muy buenos y quieras o no, estar aquí cuando hay tantos es un orgullo. Es una alegría muy grande.
Con padre, tío y hermano futbolistas, no podía dedicarse a otra cosa.
Es cierto que otra cosa que no fuese futbolista no podía ser. Aunque de pequeño, junto a mi hermano, empezamos jugando al hockey hielo junto a los amigos, pero es cierto que el fútbol nos tenía reservado un lugar un poquito. A mi familia le debo mucho, todas las buenas noticias que me llegan las disfrutan incluso más que yo y es algo que valoro mucho.
Ha dado pasos muy importantes en su carrera. ¿Se ve que tiene la primera plantilla del Atlético un poco más cerca?
Al final hay que ir día a día. Hay que ser realista. Estoy acostumbrado a ir pasito a pasito por orden. La Sub 17, la sub 18, la sub 19 y ahora la sub 21. Filial y primer equipo. Ahora el Atlético tiene una de las mejores delanteras de la historia del club y creo que del mundo. Va a ser complicado asentarme allí, pero creo que puede ser posible. Confío mucho en mí, creo que lo estoy haciendo bien y algún hueco podría tener.
Lo que sí es cierto es que los Europeos sub 21 son unos escaparates enormes para los jugadores.
Efectivamente, es una catapulta para tu carrera. Haces un Europeo bueno, metes varios goles y hay muchos ojos mirándote. Es mi objetivo, poder jugar el Europeo, ganarlo, sumar con el equipo y si Dios quiere volver al Atlético para tener un hueco en la delantera.*l

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*