Por aclarar algunas cosas

1/ No sé dónde llegará este Atleti 2021/22 (no soy adivino), pero sea donde sea allí estaré. Formando parte de la causa y convencido además de ello. Ocurra lo que ocurra. Sin matices. Para bien y para mal, porque no lo entiendo de otra forma.

2/ Es decir, ninguno de mis comentarios/críticas puede ser entendido como: con este Atleti sí, con este Atleti no. Ahora me subo, ahora me bajo. Ahora me emociono, ahora me da igual. No. Esas opciones para mí no existen. Se está siempre o no se está.

3/ Y para mí tampoco existe el debate Simeone sí o Simeone no. Hoy por hoy, creo que no se sostiene ni de lejos. Lo veo como propaganda de un ejército extranjero. Una especie de sofisticado Caballo de Troya que lleva años conviviendo con nosotros. Un producto de laboratorio.

4/ El debate para mí, la duda en realidad, no es Simeone, sino cómo y hacia dónde evoluciona un equipo que está en evidente transformación. Qué es mejor. Qué hace falta. Un equipo que, por cierto, ha salido campeón nada más “nacer”, así que debería tener algo más de crédito.

5/ Es decir, la crítica sana no debe interpretarse como reproche, o como insulto, por mucho que esa sea la tendencia en la comunicación contemporánea. Tampoco como verdad consolidada, porque no deja de ser una opinión. De la crítica insana no hablo, porque eso es otra cosa.

6/ Así que paciencia, orgullo de lo que ahí (seríamos bobos de no tenerlo), cabeza para entender que vivimos en la tierra (y que es imposible ganar todo todos los días) y criterio para afinar los disparos. Cuidémonos entre los que estamos fuera de Matrix. Fin.

Ennio Sotanaz

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*