Trippier intocable para Simeone

El Atlético conquistó LaLiga 2020-21 y afrontó el mercado de fichajes con la clara intención de vivir un verano más tranquilo que tras el anterior título (2014), por lo menos en el ámbito de las salidas. Si en su momento Simeone tuvo que decir adiós a Diego Costa, Villa, Filipe o Courtois, el gran objetivo de cara a intentar repetir la gesta esta temporada pasaba por mantener la columna vertebral del equipo campeón, añadiendo además piezas de muchísimo valor como Griezmann o De Paul.

Por ese motivo, el club fue muy claro por sus jugadores capitales: la cláusula o nada. Así se lo comunicó a Trippier, que llegó a coleccionar múltiples ofertas desde la Premier para llevarle de vuelta a su país de origen. El carrilero hizo saber que tenía ciertas necesidades familiares que le hacían estudiar la opción de volver a Inglaterra, con el Manchester United como principal perseguidor, pero sin plantearse en ningún caso declararse en rebeldía o forzar una salida. Es feliz en el Atlético, aunque tiene cierta morriña por su tierra.

El club rojiblanco se acogió a los 60 millones de cláusula y pese a las últimas intentonas de los reds devils, nunca se acercaron a tal cifra, por lo que su salida estaba descartada. A sus 30 años (cumple 31 este mes), Trippier es indiscutible y ha explotado como nadie esa posición de carrilero derecho en una defensa de cinco. La temporada pasada una sanción de la FIFA le apartó de los terrenos de juego durante diez partidos y el equipo notó muchísimo su ausencia, teniendo que recurrir a un Vrsaljko muy lejos de su nivel o a utilizar a Llorente fuera de sitio, perdiendo mucha de su capacidad de llegada.

El ‘14’ volvió a ser la solución en el puesto contra Celta y Elche, mientras Trippier iba cogiendo la forma tras haberse incorporado en la última tanda a la pretemporada después de alcanzar la final de la Eurocopa. Pero ante el Villarreal ya pudo ponerse a los mandos de su carril, completando el encuentro y quedándose a milímetros de lograr su primer gol como atlético con un cabezazo que sacó Mandi sobre la línea. También pudo sumar su primera asistencia, pero el remate de Lemar lo sacaron entre Rulli y el palo. Y es que Trippier le da muchísimo a Simeone en ese puesto, tanto en el apartado ofensivo como defensivo. Su visión de juego y entendimiento con Llorente le lleva a ser fundamental para romper líneas con sus pases al espacio y a la espalda del lateral izquierdo rival. También con sus centros al área y gran conexión con Correa y Luis Suárez es un argumento importantísimo en la zona ofensiva.

Trippier dio un salto de calidad en su segunda temporada en LaLiga y quiere seguir con su pleno crecimiento en ese sistema que tanto le favorece. Sabe que Savic es su mejor guardaespaldas y se siente más cómodo para defender con menos responsabilidades a la hora de mirar atrás cuando se incorpore en ataque, pero también se muestra muy seguro cuando tiene que cerrarse en defensa. La continuidad del inglés era capital para Simeone y el club se cerró a cualquier negociación por él.

Una de las grandes preocupaciones pasaba por su situación contractual como británico, después de que el Brexit situase a los nuevos fichajes de las islas británicas como extracomunitarios. No así para Trippier y Bale, ya que su contrato se firmó con anterioridad al cambio de norma, por lo que el club consiguió que su situación no cambiase. Ahora, es el momento de volver a ver al mejor Trippier, completamente centrado en el Atlético y con ganas de seguir plasmando su nombre en la historia del colchonera. Su continuidad fue otra de las grandes victorias rojiblancas en el mercado, ahora sólo queda disfrutar de su calidad y brillo en el carril derecho.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*