El último de Filipinas

Esta temporada el Atlético de Madrid partirá por primera vez con un único canterano en su plantilla. Koke será el único jugador formado en la casa. Algo sorprendente en un club con una gran tradición en sus categorías inferiores y que tan sólo hace tres temporadas logró la Europa League en una final en la que seis de los jugadores que participaron tenían la denominación de origen colchonera. Aquel día de titulares jugaron Lucas, Gabi, Saúl y Koke; y en la segunda parte jugaron Fernando Torres y Thomas.

Los canteranos se han convertido en una especie en extinción en el Atlético de Madrid por varios asuntos. De algunas de sus salidas se pueden sacar hasta lecturas positivas como es el caso de Lucas, Thomas o Rodri que se marcharon por la cláusula de rescisión y por contratos mayores a otros equipos europeos. Otros como Torres Gabi llegó el momento de poner punto y final a sus carreras. Mientras que Saúl Morata se marcharon cedidos porque no se sentían importantes a las órdenes del Cholo.

Sin rastro de la generación de oro

Los récords de los juveniles

A esto hay que añadir que desde la Academia no ha llegado un relevo generacional al primer equipo. Y eso que el Atlético de Madrid ha tenido una de sus mejores generaciones tras ganar cuatro Ligas juveniles en los últimos seis años, uno de ellos llegó con un ‘Triplete’ (Copa de Campeones y Copa del Rey), y otra con un Doblete (Copa del Rey).

Sin embargo los canteranos no han tenido hueco en la primera plantilla. Ninguno ha logrado encandilar al Cholo Simeone como hicieron en su día Koke, LucasSaúl Thomas. Esto puede ser porque el equipo ha subido de nivel en los últimos años. Sea por lo que sea jugadores como Óscar Clemente, Víctor Mollejo, Toni Moya, Montero, Camello, Borja Garcés, Riquelme, Soriano, Ricard, San Román, Sanabria, Valera, Manu Sánchez, Medrano, Joaquín, Carlos Isaac o Solano han salido traspasados o cedidos.

Uno de los retos del Atlético de Madrid hace diez años fue recuperar la identidad colocando a leyendas del club al frente de algunos estamentos importantes. Por ese motivo se fichó a José Luis Pérez Caminero como director deportivo, a Carlos Aguilera como director de cantera, Baraja Vizcaíno acompañaron en el cuerpo técnico a Gregorio Manzano y se intentó contratar a Kiko en el apartado de comunicación. Además para la plantilla se repescó a Gabi que se había hecho importante en el Real Zaragoza. Una apuesta por la identidad colchonera después de la ‘espantada’ del Kun Agüero.

Aquel proyecto naufragó y unos meses después el equipo se encontraba coqueteando por el descenso y eliminado por un Segunda B en la Copa del Rey. Por ese motivo desde la directiva se encomendaron a Diego Pablo Simeone. El cambio que ha vivido el club ha sido radical.

Cuando llegó en la plantilla estaban Antonio López, Mario Suárez, Gabi, Domínguez y Koke. El Cholo no se casó con nadie. Antonio López ese mismo verano, Domínguez por su parte salió porque no tenía el protagonismo que esperaba, mientras que Koke Gabi empezaron a tener mucho más protagonismo en el equipo. Algo que le ha acompañado desde su llegada por eso jugadores como Lucas, Saul o Thomas han tenido gran importancia en el equipo, mientras que otros canteranos como Mario Suárez, Domingo, Pulido, Manquillo u Óliver Torres acabaron marchándose.

WALTER ZIMMERMANN

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*