Manu Carreño enciende a los hinchas del Atlético

Todo el mundo esperaba que en los últimos días de mercado el bombazo fuese el fichaje de Kylian Mbappé. Sin embargo, el Atlético de Madrid se coló en la fiesta y al final, el gran fichaje del ‘deadline’ fue Antoine Griezmann. Un fichajazo que sólo refuerza una plantilla que ya era de las mejores y que es la vigente campeona de LaLiga.

Claro, con semejante refuerzo y siempre obviando convenientemente que el galo llegó por Saúl, un jugador importantísimo en la Era Simeone; o que los jugadores que aterrizaron en el Metropolitano lo fueron por futbolistas que se marcharon; o que el presupuesto de los dos transatlánticos de LaLiga Real Madrid y Barça– duplica al del Atlético; o que el gasto salarial de ambos es muy superior al rojiblanco; o que la propia masa salarial de los equipos no es comparable.

“Este año, a ver si sois capaces los del Atlético de Madrid, de decir que sois el equipo del pueblo y que tenéis peor equipo que el Real Madrid y el Barça. No, ya no cuela”, señaló el responsable de los Deportes de Cuatro. La realidad es que el equipo de Simeone no ha renegado nunca de competir por el título, pero sólo eso. Nunca se ha puesto el cartel de nada, el Atlético lo único que hizo fue prometer que competiría en cada temporada, hasta donde le diese. Y en cursos como el pasado le dio para ser campeón y en otros no. Y ése y no otro, será el guión del Cholo.

Una reflexión, la del periodista, que ha encendido a parte de la afición colchonera, que entiende que desde algunos sectores periodísticos se intenta imponer al Atlético la vitola de obligado favorito al título. Es cierto que el equipo rojiblanco es el club español que más ha gastado en este mercado de verano, sin ser una locura. Pero eso es matizable, para empezar el gasto ha sido de 65 millones sin contar los 10 que se pagarán por Griezmann por su cesión, con apenas 8,75 de ingresos por salidas (que será bastante más por las cesiones que se desconoce la cuantía en casos como los de Arias, Vitolo, Grbic, etc). Clubs como el Villarreal se han dejado 54,5 millones, Sevilla 38,5 o como el Real Madrid, 31.

Y por poner en perspectiva, el balance del Atlético en el último lustro es de 99,45 millones en negativo en gasto de fichajes, según Transfermarkt. Cuando el del Barcelona es de 218,65, por ejemplo.  

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*