A Berta se le acumula el trabajo

Falta poco más de una semana para que empiece LaLiga. Poco más de tres para que el cierre el mercado de fichajes. Y el Atlético de Madrid, aunque tiene atada, y bien atada, su plantilla para la próxima temporada, aún tiene asuntos que resolver. Trabajo para la directiva y la dirección deportiva del club, encabezada por Andrea Berta. El italiano tiene faena por delante para cerrar definitivamente el plantel, que no se ha movido salvo los refuerzos de Marcos Paulo, cuya continuidad en el equipo es una incógnita, y sobre todo, el de Rodrigo de Paul, llamado a ser importante en los planes de Diego Simeone.

Pero como decimos, aún faltan movimientos. Y afectan a todas las líneas del equipo. Comenzando por la portería, donde Ivo Grbic dejó claro su deseo de salir para tener minutos y no quedar estancado. El Atlético entendió la necesidad del croata, pero antes debe atar a su recambio. Manejan varios nombres (BurkiJoelSergio Herrera, por el que Osasuna ya rechazó una propuesta…), pero nada se ha concretado.

Siguiendo por la defensa, preocupa Kieran Trippier. Relativamente, porque en el club rojiblanco no tienen la más mínima intención de desprenderse del inglés, pero los cantos de sirena del Manchester United y el deseo de la familia del futbolista de regresar a casa siembran la incertidumbre. Y en el capítulo de salidas, Vrsaljko Arias son transferibles y habrá que ver la decisión que toma Simeone con Nehuén Pérez, que podría quedarse como quinto central.

En el centro del campo, todos los focos apuntan a Saúl Ñíguez. El canterano quiere salir. No va a presionar para hacerlo, pero su decisión está tomada. El Atlético, también comprensivo, le ha comunicado que si llega con una oferta acorde a su jerarquía, la estudiará y aceptará. Interesa a Manchester United, Liverpool y Chelsea. Pero no hay nada serio hasta el momento. En la zona noble entienden que mirando las arcas, no sería un drama su marcha. Simeone cuenta con ello (no hay más que ver lo que dijo en las entrevistas recientes que concedió), pero si nada se mueve, no hay problema. Principalmente, porque Saúl ha demostrado profesionalidad y compromiso en todo momento.

Y en ataque…

Y este asunto del ilicitano afecta, en cierto modo, al delantero El Cholo quiere otro atacante sí o sí. Se tanteó la opción de Griezmann en un trueque precisamente por Saúl, por la necesidad del Barcelona de sacar al francés para poder inscribir a Messi. Pero sin el argentino, esta opción puede enteros aunque no está descartada, independientemente de lo que ocurra con el ‘8’. Si el Barça sigue con problemas económicos, se podría ver obligado a desprenderse de él. Y el Atlético esperará, hasta el 31 de agosto si es necesario. Lautaro es el otro gran deseo de Simeone, pero su llegada es complicada esta temporada. Otra cosa será la siguiente.  Y en vistas de que este asunto se demora, el club rojiblanco avanza en la llegada de Rafa Mir, que el sábado disputa la final de los Juegos Olímpicos ante Brasil.

Todo esto, contando con que no haya sorpresas en cuanto a las salidas ni una oportunidad de mercado que invite al club a lanzarse en lo que a llegadas se refiere. Lo dicho, poco más de tres semanas por delante para que el Atlético configure definitivamente su plantilla. Hay trabajo.

1 comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*