Los transferibles del Atlético

“Intransferibles en el Atlético de Madrid hay pocos. KokeGodín y pocos más, diría yo”. Son palabras de Diego Simeone en 2015, refiriéndose a los jugadores de la plantilla que para él eran intocables en ese momento. Y seis años después, el panorama no ha cambiado mucho para el preparador argentino.

Ya no está Godín, claro, que salió hace dos veranos del club con destino Italia. Y su rol de intransferible lo ha cogido Jan Oblak. Cuando el Cholo hizo esas declaraciones, el esloveno apenas llevaba un año en Madrid. Se había hecho con la titularidad algún mes antes, pero ni de lejos poseía los que galones que luce ahora, pues es uno de los mejores porteros del mundo. El mejor para su entrenador.

Hay futbolistas importantes en el Atlético, claro está. Hombres como SavicCarrasco, Llorente o Trippier, por el que han rechazado una oferta son vitales en estos momentos para Simeone, y se acercan mucho a ese rol privilegiado. Pero respecto a los intocables, el Cholo sigue pensando parecido a lo que lo hacía en 2015. Por ese camino, Griezmann llegó a tener tal status. De hecho, salió del Atlético por el importe de su cláusula de rescisión, al igual que Lucas Hernández, la salida que más ha dolido al técnico colchonero desde su llegada al Vicente Calderón, allá por diciembre de 2011.

Así las cosas, y aunque desde el Metropolitano ya han dejado claro que el proyecto del próximo curso pasa por la continuidad, también es cierto que, como todos los veranos, todas las buenas ofertas se escucharán. Porque como sucede año tras año, desde el club insisten en una máxima estival: para fichar, antes hay que vender.

SAÚL CONDICIONA TODO

Y en esas se encuentra ahora el Atlético, pendiente todavía de lo que ocurra con Saúl, que medita seriamente la posibilidad de salir del club con el que tiene contrato hasta 2026 y una cláusula de rescisión de 150 millones de euros.

El canterano quiere cambiar de aires, y la entidad le ayudará. No le exigirá la cláusula, pero sí una cantidad acorde a su nivel, que pese a haber bajado en el último año, sigue siendo importante. Si sale finalmente Saúl, el principal candidato para sustituirle es De Paul, del Udinese. Ya se ha hecho una primera oferta (20 ‘kilos’ más Nehuén Pérez) que ha sido rechazada por los italianos, que solicitan 40.

Al margen de Saúl, que por ahora lo condiciona todo, el Atlético tratará también de dar salida a jugadores como Vitolo, con una ficha elevada que no se corresponde con su aporte en el terreno de juego. Al canario le queda un año de contrato y en el pasado mercado invernal ya eligió quedarse en el club en lugar de salir. En una situación parecida se encuentra Héctor Herrera . No por rendimiento, pero sí que se aceptará su marcha si lega una propuesta aceptable. Vrsaljko también tiene muchas opciones de salir.

Y luego está un grupo de jugadores que, siendo importantes para el Cholo, y no teniendo colgado el cartel de transferibles, sí que se escucharían ofertas. LemarFelipe o incluso Giménez son algunos de los jugadores que se encontrarían en esta situación.

Por último, el Atlético tendrá que resolver también qué hacer con los cedidos, que podrían ser utilizados para abaratar operaciones en unos casos, y para que vuelvan a salir a préstamo un curso más en otros.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*