No hay obstáculo que pare a este Atleti

Los 54 puntos conseguidos en 21 partidos de LaLiga, los ocho más que el Real Madrid con un encuentro menos disputados y el haber sufrido sólo tres derrotas en la presente temporada, una de ellas ante el campeón de Europa, son unos números que hablan por sí solos. Los de Simeone están escribiendo la historia semana tras semana. Con sus triunfos, su superioridad respecto a los rivales, su seguridad sobre el verde y su camino casi inmaculado, hacen pensar que todo está siendo sencillo para los rojiblancos, pero nada más lejos de la realidad. Además de imponerse a los rivales, se han encontrado unas adversidades que no han afectado a todos por igual y de la que poca culpa tienen.

Más castigados que nadie por el Covid

Más allá de que han pasado el coronavirus doce jugadores de la actual plantilla más el entrenador, lo que ha sido especialmente duro es el hecho de que seis futbolistas han dado positivo en poco más de una semana. De ellos, cuatro jugadores titulares han mermado la plantilla de un Simeone que ha tenido que hacer encaje de bolillos para sacar adelante sus partidos.

Al hecho de que los jugadores con coronavirus no pueden jugar hay que sumar que a su vuelta no muestran su mejor nivel futbolístico. Como se vio cuando lo pasó Luis Suárez, las secuelas que deja la enfermedad son notables y con ellas, jugadores como Hermoso han tenido que disputar 90 minutos de alta intensidad. Sin fondo físico, tiempo de competición y apenas haber entrenado, jugadores colchoneros han entrado al césped con el PCR negativo más que reciente.

Espectadores de una sanción única

La Federación Inglesa respaldada por la FIFA sancionó a Kieran Trippier con diez semanas sin jugar al verse envuelto en un conflicto de apuestas. Cuando ocurrieron los sucesos denunciados el jugador inglés no era futbolista del Atlético, pero toda su ausencia de los terrenos de juego la va a cumplir con los colchoneros en plena competición. El organismo británico impedirá que el inglés se mida a un equipo de su federación como el Chelsea en la Liga de Campeones y, por el contrario, podrá seleccionar a su futbolista cuando vuelvan los partidos de selecciones.

Con el encuentro ante el Athletic olvidado llegaba el duelo ante el Sevilla, correspondiente a la primera jornada del campeonato. Los hispalenses se plantaron en el Metropolitano con los problemas que hubo para viajar durante la Península Ibérica esos días, pero los colchoneros con sólo una sesión de entrenamiento. Nadie se quejó de ello, los de Simeone se adaptaron a las circunstancias y lograron una victoria de enorme importancia.

Doble enfrentamiento ante el Levante

Este obstáculo lo tendrá igual que el Levante, pero no por ello es menos molesto. A ambos conjuntos les molestará disputar dos choques seguidos de LaLiga ante el mismo rival. No es algo tangible, pero es algo que afecta al rendimiento de los equipo.

Los octavos de final de Champions, fuera de casa

Es curioso que debido a la cepa británica de coronavirus, ahora mismo el Atlético no va a poder jugar su encuentro ante el Chelsea en casa y los londinenses sí. Los rojiblancos se tendrán que conformar con jugar en Budapest y la vuelta lo harán en Stamford Bridge. Sin lugar a dudas, una decisión de la UEFA que perjudica notablemente a los colchoneros. A pesar de ellos, Simeone ya avisa: “Jugaremos cuando nos digan, donde nos digan y el día que nos digan”.

Sólo 17 jugadores disponibles

Es cierto que en este caso algunos contratiempos son más ‘futbolísticos’, pero no por ello afectan menos. En un fútbol donde se pueden convocar a 23 jugadores y realizar hasta cinco cambios, el Atlético se plantó en el estadio Los Cármenes de Granada con 17 jugadores. De ellos dos eran porteros y otros dos del filial. Además, uno sumaba un solo entrenamiento tras superar el Covid.

Ante un rival correoso como el Granada, después de empatar ante el Celta al no tener suficiente fondo de armario y con la posibilidad de que el Real Madrid se pueda poner a dos puntos, el Atlético se jugó buena parte de sus opciones a ganar LaLiga con 17 jugadores.

Así, con todo ello, los de Simeone siguen superando obstáculos en el terreno de juego y fuera de él. Son conscientes de que deben jugar cuando les digan y donde les digan. De esta forma, ya queda un día menos para levantar el título.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*