La exigencia en el Atleti cada vez es mayor

En el Atlético han insistido por activa y por pasiva en la importancia de lograr curso a curso el billete para la Champions. Esos más de 80 millones de euros que suponen alcanzar los octavos de final del torneo son una inyección vital para el presupuesto de un club que está sufriendo como pocos por los estragos causados por el Covid-19, que se ha llevado el público del Metropolitano y con él un porcentaje importante de ingresos.

El objetivo sigue siendo esos cuatro primeros puestos pero el nivel de la plantilla y el hecho de que Madrid y Barça, los dos grandes rivales, no estén en su mejor momento, obligan al Atlético a dar un paso al frente en cuanto a ambición. No hablamos de la obligación de ganar el campeonato pero sí de pelearlo hasta el final, hasta las últimas fechas.

Los propios jugadores creen en ello, siendo especialmente importante la ambición de un ganador nato como Luis Suárez (acostumbrado a sumar título tras título), el deseo de Oblak por sumar su primera gran conquista de rojiblanco y el barómetro del vestuario que supone Koke. Todos ellos dirigidos por un Simeone que no sale de su discurso del partido a partido pero que ahora sabe que sí puede luchar con cualquiera. Aquí, repasamos tres jugadores claves para ese aumento de ambición en la exigencia.

OBLAK: LOCO POR SU PRIMER GRAN TÍTULO

Para Jan Oblak son más importantes los títulos colectivos que los individuales.De hecho, está como loco por levantar el gran título (Liga o Champions) que se le resiste desde que llegó al Atlético en 2014 (desde entonces ha ganado una Europa League, una Supercopa de Europa y otra española). Una gran conquista que, además, le ayude a la hora de pasar a la historia como lo que es, uno de los mejores porteros de la última década.

Esa ambición que tiene Oblak por jugar en un Atlético competitivo le lleva, verano tras verano, a plantearse un futuro lejos del Metropolitano ante la falta de expectativas de pelear con Madrid y Barça, en LaLiga, y con Bayern y demás grandes, en Champions. Una realidad que Oblak desee que cambie con el actual proyecto (liderado en ataque por Luis Suárez y Joao Félix) y la posibilidad real de pelearle los títulos a los equipos con mayor presupuesto que el rojiblanco..

KOKE: EL ‘SUPERVIVIENTE’ DEL ATLÉTICO GANADOR

Comentaba Koke hace días que una cosa es el objetivo del club (ser tercero para asegurar la plaza en la próxima Champions) y otro el del vestuario. Un vestuario que capitanea el canterano por segunda temporada y en el que es uno de los líderes que debe convencer al grupo de que se pueden alcanzar cotas más altas de las logradas los últimos cursos, donde los de Simeone no se han bajado del cajón de honor.

Su experiencia en estas lides es fundamental ya que Koke es el único superviviente en el once que ganó LaLiga que sigue en el club como titular indiscutible. También estaban Giménez, que no jugó al ser un recién llegado, y Costa, estrella hace seis años y ahora suplente, para explicar en la caseta que tienen todo para hacer saltar la banca como ya hicieron en aquella histórica Liga de la 13-14.

LUIS SUÁREZ: GEN GANADOR E INSACIABLE

Sólo hay que verle desempeñarse sobre el verde para comprobar que Luis Suárez es mucho más que un goleador. Su carácter desde que se pone las botas de tacos habla de un jugador competitivo al máximo que no piensa renunciar a pelear ningún título en su primera temporada en el Atlético. Lleva haciéndolo desde que cambió Anfield por el Camp Nou para ser una pieza clave en el Barça dominador de los últimos años.

Ese gen ganador, que en el caso de los uruguayos parece venir de serie, supone un impulso de ambición para el grupo y un espejo en el que mirarse para los más jóvenes. Futbolistas que, como Joao Félix, apenas acaban de aterrizar en la élite deben fijarse en ese carácter insaciable del 9 para sumar al grupo sus bondades individuales (en el caso de Suárez es el gol, el bien más preciado).El equipo, en definitiva, por encima del individuo, como confesó el propio punta en la entrevista en este mismo diario:”No me importa no marcar si el Atlético gana”. Palabra de Suárez, palabra de ganador insaciable. 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*