Un tridente para soñar

Atletico Madrid's Spanish midfielder Marcos Llorente (C) celebrates with teammates after scoring a goal during the Spanish League football match between Atletico Madrid and Cadiz at the Wanda Metropolitan stadium in Madrid on November 7, 2020. (Photo by PIERRE-PHILIPPE MARCOU / AFP)

Uno estaba destinado a gobernar el futuro del Atlético al ser la apuesta más fuerte de la historia del club, 127 millones de euros tienen la culpa. El otro llegaba para lograr de rojiblanco lo que no había podido hacer en el club en el que se formó (el Real Madrid), asentarse en la élite del fútbol español y continental. El tercero es, sencillamente, una máquina de hacer goles. Entre los tres, 16 goles. Casi nada.Joao Félix, lógicamente, es el primero. El que despertó dudas por su irregularidad en su primer curso y el que está empeñado en disiparlas todas en la campaña de su consagración. Lo está haciendo a base de talento y goles. Muchos goles. Siete en concreto para colocarle como el máximo realizador tras firmar tres dobletes en sus últimos cuatro partidos. Casi nada teniendo en cuenta que a su pegada se une la capacidad de gobernar todo el frente de ataque como hacía mucho que no se veía a un futbolista rojiblanco. De momento, alcanza las siete dianas (la segunda ayer fue tras aprovechar un centro de Correa) y está a dos de igualar sus registros del curso pasado… con 10 partidos jugados.

Uno estaba destinado a gobernar el futuro del Atlético al ser la apuesta más fuerte de la historia del club, 127 millones de euros tienen la culpa. El otro llegaba para lograr de rojiblanco lo que no había podido hacer en el club en el que se formó (el Real Madrid), asentarse en la élite del fútbol español y continental. El tercero es, sencillamente, una máquina de hacer goles. Entre los tres, 16 goles. Casi nada.

Joao Félix, lógicamente, es el primero. El que despertó dudas por su irregularidad en su primer curso y el que está empeñado en disiparlas todas en la campaña de su consagración. Lo está haciendo a base de talento y goles. Muchos goles. Siete en concreto para colocarle como el máximo realizador tras firmar tres dobletes en sus últimos cuatro partidos. Casi nada teniendo en cuenta que a su pegada se une la capacidad de gobernar todo el frente de ataque como hacía mucho que no se veía a un futbolista rojiblanco. De momento, alcanza las siete dianas (la segunda ayer fue tras aprovechar un centro de Correa) y está a dos de igualar sus registros del curso pasado… con 10 partidos jugados.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*