Thomas

El único culpable de lo que ha pasado (y pasa) en el Atleti es MA Gil, máximo responsable de transformar el antiguo Club en un refugio para comisionistas y en una agencia especializada en el movimiento torticero de activos financieros. Algo que no es nuevo, desgraciadamente.

Thomas era el mejor centrocampista del equipo y a nivel de ficha había sido ninguneado por el Club. Ahora bien, es el jugador que es gracias al Atleti. Marcharse el último día así, haciendo daño al Club y sin dar una sola explicación pública es de ser un tipo muy miserable.

Simeone es otra víctima de todo esto. Thomas era fijo y el roto que deja en el equipo es considerable. Es evidente que su voz podría cambiar algunas cosas, pero reprocharle esto también es como cuestionar el comportamiento de una víctima para disculpar la agresión. Parece feo.

La mayoría de la afición y los medios de comunicación, que curiosamente funcionan igual, son capaces de iniciar una guerra civil por jugar al contrataque o porque se aburra el espectador neutral, pero rara vez ocurre lo mismo con estos quiebros de la dirigencia. ¿Casualidad?

Ennio Sotanáz

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*