Trippier y Lodi aceleran la transición en el Atlético

Aunque sobran los motivos que evidencian por qué el Atlético afrontaba este curso un año de transición, Trippier y Lodi encarnaban dos de ellos. En su primera experiencia fuera de sus países, ambos asumían la papeleta de hacer olvidar a dos leyendas, a los mejores que ha tenido el club rojiblanco en sus puestos. El lateral derecho no sólo se enfrentaba al reto que suele perseguir a los ingleses en LaLiga, sino que debía convivir con la alargada sombra de Juanfran. Peor aún era lo del carrilero zurdo, pues mucho más joven y sin apenas experiencia en el fútbol profesional, debía hacerse un nombre en medio del recuerdo de Filipe Luis. En ello están, pero al menos hay números que invitan a la esperanza.

Pese a que a Trippier le ha crecido tras el parón la competencia de Arias, del mismo modo que Vrsaljko le había sustituido con éxito durante la pubalgia sufrida a principios de año, el ex del Tottenham ha demostrado desde el primer partido por qué comparaban su pie al de su ídolo Beckham. Asistiría a Morata y volvería a hacerlo cuatro veces más en sus otros 29 encuentros de rojiblanco.Lodi, por su parte, mientras continúa su aclimatación y progresión no sin varias lagunas defensivas que le han llevado a más de un problema, ya lleva tres pases de gol.

Así las cosas y con cuatro partidos como mínimo por delante (tres en LaLiga y uno en la Champions) ambos suman ocho asistencias, más de las que sirvieron Filipe y Juanfran en todas sus temporadas con Simeone en el banquillo (los laterales han tenido siempre vital importancia dentro de su librillo) salvo la del título de Liga. Por entonces, tanto el de Crevillente como el brasileño firmaron su récord personal, siete y cinco respectivamente, algo que tanto Trippier como Lodi tienen a tiro de dos pases más.

Obviamente resulta tan prematuro como atrevido comparar a los actuales inquilinos de las bandas del Atlético con las dos leyendas, pero lo que sí es cierto es que han conseguido revitalizar una faceta en la que sus números habían ido a menos. De hecho, sólo la temporada 14-15, cuando Juanfran dio seis y el sustituto de Filipe, Siqueira, brindó dos para sumar las ocho que a día de hoy contabilizan Trippier y Lodi, recuerda la incidencia que tuvieron los laterales en el año que los de Simeone conquistaron el título de Liga..

Aquella campaña, incluyendo los pases de gol de Insua y Manquillo, hasta 14 goles llegaron por los costados desde la defensa, una cifra aún alcanzable, pues con la aportación de Arias y Vrsaljko ya van 10 en la presente temporada.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*