shopping-bag 0
Items : 0
Subtotal : 0.00
View Cart Check Out

Single Blog Title

This is a single blog caption

Moyá da vida al Sevilla y abre en canal el debate: ¿por qué no juega Oblak la Copa?

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Filament.io 0 Flares ×

En muchos foros rojiblancos se cuestionaba su titularidad. ¿Por qué no juega Oblak en un partido de tanta importancia? Pero como sucede en muchos equipos, sobre todo los grandes, el suplente siempre tiene reservado papel de protagonista en la Copa del Rey. Poco que ganar en muchas oportunidades, siempre mucho que perder con un simple error. Esto último le pasó a Miguel Ángel Moyá, brillante en el primer tiempo y villano en el segundo con un fallo que resucitó al Sevilla y puso en marcha la remontada del equipo que entrena Montella. Un 1-2 que deja al Atlético de Madrid muy tocado. Los rojiblancos nunca se sintieron cómodos ante un rival resucitado que ofreció una buena versión siempre, muy alejada a la triste de los últimos tiempos.

Ha tenido en los últimos años opciones de emprender otro rumbo, iniciar una nueva etapa para ser protagonista y no secundario. Pero el mallorquín siempre se sintió como en casa en el Atlético de Madrid. Sabe perfectamente cuál es su rol, el complejo que asume cualquier guardameta suplente, una profesión de alto riesgo. Cualquier traspié puede ser fatal porque las comparaciones llegan en cascada cuando falla, pero el hombre que vive a la sombra de Oblak se siente feliz en la capital. En este partido de Copa iba camino de ser considerado como vital, pero una mala acción le condenó a ojos de la afición.

El Atlético de Madrid, en un partido muy abierto de principio a fin, ejecutaba su plan preferido. Había mantenido su portería a cero durante largo tiempo y en la recta final apareció Diego Costa para abrir el marcador. El panorama era perfecto para el equipo de Simeone y en su éxito había tenido mucho que ver Moyá, estelar en la primera parte con un par de intervenciones salvadoras. Pero su noche, la de su equipo, se nubló por completo con un centro lateral de Jesús Navas. El balón se había envenenado tras ser tocado por Lucas Hernández, pero no iba camino de la portería. El portero se estiró y con un manotazo lo introdujo en el interior de su portería.

Noche de porteros

El equipo local parecía tenerlo todo bajo control a pesar de las acometidas del Sevilla, que se sucedieron de principio a fin, aunque hasta ese momento sin éxito porque el hombre que vive a la sombra de Oblak estaba acertado siempre. Esa jugada desgraciada abrió camino a otro guion. En una jugada posterior, que parecía intrascendente, Correa, el sevillista, le ganó la partida a Savic y en el último momento metió un pie para batir a Moyá. Un golpe que pudo ser enjugado a última hora por Diego Costa, que esta vez no tuvo tanta fortuna como antes. Tremendo golpe para la escuadra rojiblanca, que deberá firmar una proeza en el Sánchez Pizjuán en un torneo con el que soñabantodos sus efectivos al considerar que este año estaban en condiciones de levantar los brazos en la gran final.

El primer acto tuvo a los dos porteros como los grandes y estelares actores. Se repartieron el protagonismo ambos equipos, que siempre chocaron con el último obstáculo. El Sevilla dispuso de muy buenas opciones, casi siempre aprovechando errores del Atlético para activar buenas contras. Fue entonces cuando Moyá se hizo gigante. Primero en un mano a mano con Correa, aguantando perfectamente en pie, y más tarde sacando el balón cuando iba directo a una escuadra tras un lejano remate de Escudero. Ese buen trabajo quedó enterrado con el gol que dio vida al enemigo.

El Atlético de Madrid también había tenido las suyas antes del descanso, pero no fue muy preciso en muchos momentos, lo que estuvo a punto de pagar más de una vez. Diego Costa, un torbellino siempre, se quedó sin cantar el gol por muy poco; primero porque Sergio Rico dibujó una buena estirada y más tarde porque el colegiado anuló el tanto del atacante por una falta de Griezmann. El tercer intento del hispano-brasileño volvió a tener cumplida respuesta del portero sevillista.

Los Biris pidieron explicaciones al plantel sevillista el lunes. Buenos propósitos, buenas palabras, tregua… Este miércoles tuvo el equipo una cálida despedida antes de emprender rumbo a la capital. ‘No falles a toda tu gente. Levántate y lucha’, rezaba una pancarta desplegada en el aeropuerto de Sevilla para certificar la paz, también de serio aviso a los jugadores. Y no le falló a su gente. Buena respuesta tuvo el colectivo de principio a fin, dando la cara en todo momento, dejando buenas pinceladas y con un botín de mucho valor ante el partido de vuelta. “Triunfo merecido del Sevilla”, sentenció Simeone, pero recordando que “hay otro partido la semana que viene”. ¿Con Moyá en el once?

Alonso Castilla

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
  • Twitter
  • Tumblr
  • Facebook
  • YouTube
Hola, ¿Podemos ayudarte?
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Filament.io 0 Flares ×
A %d blogueros les gusta esto: