shopping-bag 0
Items : 0
Subtotal : 0.00
View Cart Check Out

Single Blog Title

This is a single blog caption

La surrealista historia del fichaje de Vitolo: ni cesión ni traspaso, firma como jugador libre

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Filament.io 0 Flares ×

Vitolo no es jugador del Atlético de Madrid. Esto es un hecho. Lo será, pero aún no. No crean esos titulares que lean en la prensa que digan: “Vitolo ya es jugador del Atlético”. Mucho menos esas continuaciones que afirman que Víctor Machín vuelve a Las Palmas cedido por el club rojiblanco. No es así en absoluto. Uno de los fichajes más extraños que se han dado en nuestro país en muchísimo tiempo ha llegado a una conclusión. Vitolo jugará en el Atlético, pero no hasta el 1 de enero. Hasta entonces, es jugador de la Unión Deportiva Las Palmas a todos los efectos.

¿Cómo ha sido el proceso en las últimas horas? Más sencillo de lo que visto desde fuera podría parecer. Como todo futbolista español, Vitolo disponía de una cláusula de rescisión unilateral de su contrato. Todo jugador tiene el derecho a ejercerla para quedar libre del club con el que tiene contrato en vigor, siempre previo pago en la sede de la Liga de Fútbol Profesional (LaLiga) del montante estipulado en esa cláusula, que en el caso de Vitolo era de 36,5 millones de euros. El jugador internacional acudió con un cheque por ese valor y lo depositó en LaLiga. ¿De dónde sacó el dinero? Del Atlético de Madrid, obviamente. En ese momento, Vitolo era un futbolista totalmente libre y, como tal, podía ofrecer sus servicios al club que él considerase más oportuno para sus intereses.

Y ese no era en ese momento justo el Atlético, sino la Unión Deportiva. Vitolo podría haber firmado en ese instante con el Atlético. Ya lo hicieron Arda Turan y Aleix Vidal con el Barça habiendo sufrido la misma sanción que el conjunto colchonero. El Atleti puede fichar, pero no puede inscribir a los futbolistas que contrate hasta el 1 de enero. Como entidad privada, puede realizar un contrato privado al que la FIFA no puede oponerse, lo que no podrá hacer es dar de alta al futbolista como tal. Por tanto, Vitolo no iba a poder jugar hasta enero, y él no quería parar, quería tener la oportunidad de seguir jugando para no perder el ritmo de cara al Mundial de Rusia del próximo año. Ahí es donde entraba Las Palmas en el puzle.

El club canarión no ha puesto un duro en esta operación. Al contrario, debe recibir 4,4 millones de euros del Sevilla por el 12% del montante por el que Vitolo ha quedado libre, estipulado en el contrato entre ambos clubes cuando se acordó el fichaje del canario por el club hispalense. Los amarillos han contratado a un futbolista que se encontraba libre y, como tal, no han tenido que pagar ningún tipo de traspaso. Le ofrecieron a Vitolo un contrato con vigencia hasta el 31 de diciembre de 2017 y este lo aceptó. Cuando se cumpla ese plazo, Vitolo será oficialmente jugador del Atlético, sin que los rojiblancos tengan que pagar traspaso a Las Palmas, pues una vez más Vitolo estará libre.

¿Cómo es posible que el Atlético haya anunciado ya su contratación? Los futbolistas que tengan un contrato con vigencia de seis meses o menostienen la libertad de negociar su futuro para el instante en que se acabe su vinculación. Vitolo, con un contrato con Las Palmas inferior a medio año, se encuentra en esa situación y, por tanto, con la opción de firmar por otro club para el momento del final de su actual contrato con los canarios. Así, el extremo será del Atlético hasta 2022 y los rojiblancos pueden anunciarlo ya.

Y mientras, el Sevilla queda en ridículo

El principal derrotado de todo esto es Pepe Castro. El presidente del Sevilla se ha visto ninguneado por uno de sus capitanes. En un giro de los acontecimientos que por poco da al traste con la llegada de Vitolo a Las Palmas y luego al Atlético, Castro igualó la oferta que le realizó el Atleti: tres millones de euros al año. Fuentes cercanas afirman que una vez que recibió el sí (en palabra) del jugador, anunció la renovación, en contra de la recomendación del consejo de administración del Sevilla, que le pidió que no dijera nada hasta que no estuvieran estampadas las firmas. Vitolo recibió una contraoferta del Atleti y la aceptó. Le dobló el sueldo inicial y pasará a cobrar seis millones limpios por cada una de las cinco temporadas que firmará.

Castro se siente engañado por el jugador, ya que considera que ha utilizado al Sevilla como herramienta para conseguir un mejor sueldo por parte del Atlético. Aunque, eso sí, no se arrepiente de las decisiones tomadas, ya que confiaba en la palabra del jugador. Eso sí, ahora mismo Castro ha perdido credibilidad dentro del propio club y, sobre todo, por parte de la afición. Quiere tomar medidas legales contra el fichaje, aunque tiene las de perder. Poco más le queda que la hostilidad con la que, presumiblemente, la grada del Pizjuán recibirá a Vitolo cuando acuda a jugar allí. No le queda otra al futbolista que sentirse un poco como Figo cuando se marchó al Real Madrid…

Jesus Garrido

It's only fair to share...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest

Leave a Reply

  • Twitter
  • Tumblr
  • Facebook
  • YouTube
0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Filament.io 0 Flares ×
A %d blogueros les gusta esto: